Mara y su corazón de gominola

18 junio, 2019 0 Por Lucy LCTC
Mara y su corazón de gominola

Esta semana en Las Chicas También Cultivan queremos seguir apostando por dar visibilidad a las mujeres cannábicas españolas que, en silencio, luchan por los derechos de la planta y/o sus usuarios. Hoy os hablamos de Mara, seguidora y amiga, que lleva más de una década vinculada a la cannabis, y que ha revolucionado el mundillo con sus chuches cannábicas.


Mara tiene una de esas historias de lucha y pasión que nos encanta contaros en Las Chicas También Cultivan. Su vida se enlaza a la jardinería hará casi una veintena cuando sus padres deciden montar un vivero. Así que comienza a encargarse de las ventas, las compras, los trabajadores… y ayudar a sus padres en cuanto podía.

A los 21 años, después de la apertura del vivero, tuvo su primer contacto con las flores de cannabis. Un amigo le ofreció probarlas y le invitaba en las ocasiones especiales. Y algo más tarde, comenzaría a vender productos de Grows para animar las ventas del vivero. Puede que ahí comenzara a enamorarse del autocultivo, nos guardamos esta pregunta para una de nuestras reuniones de «Cannabis & Coffee».

A raíz de una helada muy grande que sufrieron las tierras cordobesas por aquel entonces, las cosas en el negocio comenzaron a ir mal. Esta situación de estrés le presentó a su nueva amiga de por vida: la desidrosis; una enfermedad cutánea que puede ser provocada por estar bajo mucha presión o estrés.

«Se nos helaron todas las plantas que teníamos y empezamos a ir mal. En dos o tres años, lo perdimos todo»

Pero Mara no tiró la toalla; la experiencia como consumidora y cultivadora de cannabis, junto con los tres años que pasó investigando la enfermedad por su cuenta, le sirvieron para aprender a controlarla.

Como de costumbre, los cambios suelen traer consigo también, nuevos comienzos. Algunos son emocionantes y te ayudan a volver a creer, y a volcarte en crear. Así que en uno de esos vuelcos, Mara aprovecha para abrir un Grow Shop, con la ilusión de quién comienza un nuevo punto de partida con los zapatos nuevos que siempre soñó con tener.



En el Grow es donde le da vida al proyecto HeartCandy. Los clientes llegaban y se comían las golosinas industriales que Mara les ponía a modo de obsequio, por lo que pensó en elaborarlas ella misma con productos naturales. Así nace Heartcandy; la manera más dulce de sentirte bien.

«En un principio no sabía qué añadirles. Luego descubrí el aceite macerado y vi que era una muy buena manera de que probaran el CBD»

Las chuches son aptas para veganos, celíacos y alérgicos a la lactosa. Las pueden consumir todo el mundo, eso sí, que se abstengan los diabéticos -por eso del azúcar-. Están elaboradas de manera artesanal con aceite de alta calidad, y mucho amor. Una forma divertida y deliciosa de beneficiarnos de los efectos del CBD. El cannabinoide favorito actual que está revolucionando la industria de pe a pa.

«Trabajo con un equipo de artesanos muy profesionales que se dedican exclusivamente a la elaboración de golosinas gourmet»


mara heartcandy

En esta última Spannabis, preparó una partida de piruletas para Canna con una amplia y variada gama de terpenos. Suele trabajar mucho por encargo, por lo que se adapta a las exigencias y/o necesidades del cliente. Tanto la forma como los ingredientes pueden ser personalizables.

«Casi todo lo que distribuyo lo hago aquí en España, mayormente para Clubes y Asociaciones Cannábicas. Aunque también tengo varios clientes en Portugal, Italia, Lima y Chile»

A estas alturas de la historia, hemos asimilado casi por completo que el CBD puede tener numerosos beneficios para nuestra salud con pocos, o ningún efecto secundario. Este cannabinoide actúa con la misma naturalidad que cualquier sustancia propia segregada por nuestro cuerpo. Y como ya se ha hablado en múltiples ocasiones: ayuda a conciliar el sueño, es eficaz para el manejo de la ansiedad, puede recuperar el apetito y alivia el dolor. Así que no dudéis en escoger las golosinas de HeartCandy para empezar a cuidarte más, o mejor.

Cuando le preguntamos a Mara por su opinión sobre Las Chicas También Cultivan, sólo nos regaló bellas palabras y unas frases de admiración y cariño hacia las fundadoras de la casa. Nos describió como «mujeres que intentan cambiar el mundo compartiendo su amor por las flores de la cannabis», y sin darse cuenta, también se describía a ella misma.

Juntas somos más fuertes, ¡gracias Mara por entenderlo de la misma manera que nosotras!

Autora: Lucy Bernal